Zamora, Michoacán.- Durante la madrugada de este viernes, lamentablemente se confirmó la muerte en un nosocomio privado del pequeño Luis Arturo de tan solo 4 años de edad, niño que la tarde del jueves pasado fue baleado junto con su padre mientras circulaban en un automóvil en las calles del Infonavit Arboledas Segunda Sección en Zamora.

Poco parece importarle a Martín Samaguey, Presidente Municipal de Zamora ya que este es el escenario que día con día se presenta en un municipio que registra 9 muertos y más de 5 heridos en tan solo dos días, sin que la autoridad municipal responda o realice acciones para salvaguardar a la ciudadanía.

Desde que el ex priísta llegó a gobernar Zamora el municipio registra una de las cifras más altas de homicidios en la demarcación, siendo junto con Uruapan dos de los municipios con más alto índice de violencia en el país.

Casos como la muerte del niño de 4 años asesinado por las balas de la impunidad han consternado a la sociedad zamorana, quienes a través de redes sociales han manifestado su apoyo para la familia y exigen que este cobarde crimen sea esclarecido a la brevedad, mientras que la Fiscalía Regional de Justicia continua con las investigaciones correspondientes para dar con los responsables.

La ola de sangre continúa en esta ciudad de Zamora, donde la ingobernabilidad de las autoridades municipales deja vulnerables a los ciudadanos.

A más de un año en el poder los habitantes de Zamora aún recuerdan las palabras incumplidas de su Presidente Municipal quien al recibir la constancia de mayoría tras su triunfo en las casillas les dijo: “No los vamos a defraudar, trabajaremos con objetividad, con acciones precisas, porque esperan mucho de nosotros”, hoy, esas palabras para los habitantes del lugar no son otra cosa más que lo mismo o aún peor de otros gobiernos.

Zamora se ha convertido en uno de los municipio más inseguros de Michoacán, quienes conocen a Martín Samaguey saben que no es un político que haya construido su carrera política en base a resultados, él al igual que otros que hoy son autoridad en varios municipios del país, llegaron al cargo gracias al arrastre de las votaciones donde AMLO ganó la presidencia de México.

Hoy fue un niño, pero mañana podrían ser más si la negligencia de Martín Samaguey continúa en su administración que más allá de llevarlos a la paz, está llevándo a Zamora a convertirlo en el municipio más sangriento de México.

Hoy Zamora parece que no tiene gobierno y según dicen las lenguas viperinas hasta el propio presidente cuenta los días para irse del lugar antes de que por no cumplir sean los propios habitantes los que lo hagan irse por los pésimos resultados de su gestión.

Comments are closed.