Redacción

Nueve integrantes de la familia LeBarón fueron asesinados en Chihuahua tras el aparente ataque de un grupo del crimen organizado. Las autoridades no pudieron confirmar aún si se trató de una emboscada o de un fuego cruzado.

El activista Julián LeBaron confirmó que durante la tarde del lunes la familia partió de Bavispe, en el estado de Sonora, hacia la comunidad mormona de La Mora, ubicada en el municipio de Galeana, Chihuahua. Según la declaración de dos familiares de las víctimas a la que tuvo acceso El Universal, el grupo viajaba en dos vehículos distintos, pero en medio del trayecto, la camioneta que manejaba Rhonita Miller LeBarón se averió.

El segundo auto de la caravana decidió entonces regresar a Bavispe para traer otra unidad, y así poder completar juntos el camino hasta Chihuahua. Rhonita Miller y sus cuatro hijos -dos niños de ocho y 10 años, y dos gemelos de seis meses- esperaron en el interior de la camioneta averiada.

Cuando la familia regresó con el segundo vehículo, vieron que el auto de Rhonita Miller estaba envuelto en humo. En su interior, la encontraron a ella y a sus hijos calcinados.

Según confirmó esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador, en total en el ataque perdieron la vida 9 personas: tres mujeres y seis niños. Además, el mandatario reveló que aún hay un menor en paradero desconocido.

De acuerdo al Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, “el convoy pudo ser atacado por una confusión de grupos antagónicos que se disputan la plaza”.

La familia LeBarón, según información de Infobae, es un grupo que tras ser expulsado de Estados Unidos, fue acogido en México. Sus orígenes se remontan a Morrell LeBaron, quien fue dirigente de un grupo fundamentalista mormón.

Tras su llegada a tierra azteca, alrededor de 1924, fundaron la colonia Le Barón, localizada en la zona noroeste del estado de Chihuahua. En 2009, esta comunidad volvió a aparecer en la prensa nacional por un caso de homicidio.

Comments are closed.