Redacción

Desde el comienzo de la lucha frontal al crimen organizado, en 2007, los asesinatos cometidos con armas de fuego ocasionaron que 53 mil 202 personas enviudaran en el país; Guerrero, Estado de México y Chihuahua son las entidades con más casos de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Según información de Milenio, del total, 91 de cada 100 que perdieron a su cónyuge fueron mujeres, lo que deja una cifra real de 48 mil 414 afectadas; mientras que 4 mil 788 corresponde a hombres. Los enfrentamientos entre los cárteles de la droga y las fuerzas de seguridad federal provocaron que 182 mil 101 personas perdieran la vida de forma violenta, de las cuales 29 por ciento tenía pareja.

Pese a a los esfuerzos de distintos sexenios, la ola de violencia por armas de fuego ha provocado las cifras más altas de viudez en México durante 2018: el Inegi registró que 5 mil 796 personas casadas perdieron la vida por el ataque de una pistola o rifle.

Para tener una cifra similar se debe regresar a 2011, uno de los años más sangrientos en la historia del país, cuando se reportaron 5 mil 437 asesinatos de población desposada.

Guerrero tiene el número más alto de personas viudas a causa de un ataque armado. A lo largo de 13 años de combate frontal contra el narcotráfico se han registrado 7 mil 142 decesos de personas casadas en la entidad.

Otros estados con altos índices de asesinatos de personas casadas son Sinaloa, Michoacán y Guanajuato tras registrar 3 mil 720, 3 mil 305 y 3 mil 108 casos respectivamente. Si se suman los casos totales de las seis entidades con más personas que enviudaron por un ataque con arma de fuego sumarían 27 mil 712 casos, lo que representa que 1 de cada 2 viudas de la violencia se registran en esos estados.

Comments are closed.