México.- AT&T se enfrenta a la disyuntiva de vender sus operaciones inalámbricas móviles y su negocio de SKY en México e incluso hasta salir del país, a fin de darle liquidez a la compañía estadounidense que tiene una deuda de 190 mil millones de dólares.

Recientemente, el fondo de inversión Elliott Management –que tiene 1.1 por ciento de las acciones de AT&T– recomendó a la empresa tomar en cuenta esas opciones, dado que las operaciones inalámbricas de AT&T en México siguen sin ser rentables y están por debajo de las expectativas

Expertos de telecomunicaciones consideraron que parte de los problemas por los que atraviesa AT&T en México se deben a una mala administración, así como una insuficiente oferta comercial y a la falta de rigor en la aplicación de medidas de preponderancia a América Móvil.

Jorge Fernando Negrete, experto en telecomunicaciones, reconoció que la situación por la que atraviesa AT&T en México se debe a una mala administración, pero especialmente a que no ha logrado consolidar un modelo de negocio que impulse a la empresa en el país, esto pese al despliegue de cobertura como inversiones que ha hecho.

“Sin duda el que haya tenido tres directores en cinco años no es un buen síntoma, no ha tenido estabilidad en el diseño del modelo de negocio. Es una empresa que no ha podido consolidar una estrategia a mediano plazo por el cambio y la inestabilidad de sus directores”, explicó Negrete.

Añadió que a los problemas gerenciales, la empresa tiene dificultades para acercarse a los usuarios.

Para Jorge Bravo, director general de Digital Policy & Law, uno de los errores que ha cometido AT&T en el país es el no promover, como lo hace en Estados Unidos, la competencia convergente, es decir añadir servicios como televisión de paga a través de Warner, lo que le ayudaría a captar más usuarios en México, ya que actualmente sólo ofrece servicios móviles.

“AT&T tendría que promover la competencia que esté en todos los servicios disponibles en todas las plataformas, que dé televisión en México, sólo tiene una operación móvil, no ofrece nada audiovisual relevante y tiene todo para hacerlo en Estados Unidos y en México no nos quiere tratar como un mercado al mismo nivel. Le falta agresividad comercial para que sus ingresos se reflejen en sus arcas”, comentó.

Agregó que otro de los errores que comete AT&T en el país, es que todavía no ha entendido al mercado mexicano, además requiere acceder al mercado de smartphones.

“(AT&T) no está analizando al mercado mexicano, necesita extender su red y acceder a usuarios de smartphones”, dijo

AT&T llegó a ‘tierra azteca’ en 2014 y desde su entrada al mercado nacional de telecomunicaciones adquirió Iusacell y Unfeon por 2 mil 500 millones de dólares, además de obtener todos los suscriptores que tenían ambas compañías.

A casi 5 años de operación en México sólo ha logrado abonar 18 millones de suscriptores, esto durante el segundo trimestre de 2019, sin embargo esta cifra es muy inferior frente a los 75 mil 994 millones de suscriptores que registró América Móvil durante el mismo lapso.

Gonzalo Rojon, experto en telecomunicaciones, aseguró que parte del descalabro de la empresa liderada por Randall Stephenson se debe a la falta de rigor en la aplicación de las medidas asimétricas al Agente Económico Preponderante (AEP) América Móvil, firma controlada por Carlos Slim.

“La empresa ahí va, lleva 4 años en México. La empresa ha invertido, pero sí falta mucho que la regulación les ayude, las supuestas medidas asimétricas se hicieron para tratar de nivelar terreno de juego para que todos los operadores estuvieran al mismo nivel, claramente no se ha logrado pues todavía tenemos a un operador con el 65 por ciento en el mercado eso no es un cancha de juego pareja”, comentó Rojon.

Explicó que las medidas asimétricas implementadas hace casi cinco años por el IFT no son efectivas porque no logran nivelar la competencia entre operadores, pues en el segundo trimestre de este año se vio una reconcentración de las líneas de Telcel.

La participación de mercado de AT&T en México al segundo trimestre de este año ostentó el 14.6 por ciento, lo que significó un alza de sólo 5.9 puntos porcentuales dentro de la industria, en donde América Móvil, empresa controlada por Carlos Slim, concentra el 63.2 por ciento de participación.

En 2018 las ventas de AT&T en México subieron 6.4 por ciento, una desaceleración respecto al alza de 17.8 por ciento registrado en 2017.

Comments are closed.