Los diputados panistas ni se ven, ni se escuchan ni se sienten.

Dicen las malas lenguas que la bancada del PAN en el Congreso Local pasará a la historia por ser una de las peor evaluadas por los ciudadanos de Michoacán, quienes observan que la oposición no cuestiona, no crítica y mucho menos propone mejoras para el bien de la entidad.
Actualmente, el grupo parlamentario de Acción Nacional se integra por los diputados Oscar Escobar Ledesma, María del Refugio Cabrera Hermosillo, José Antonio Salas Valencia, Javier Estrada Cárdenas, Hugo Anaya Ávila, David Alejandro Cortés Mendoza y Arturo Hernández Vázquez quienes hasta el momento han brillado por su escaso trabajo legislativo.
Los de Acción Nacional se la han pasado nadando de muertito y han sido todo menos contrapeso para la oposición nadie entiende el papel de los azules ya que tal parece que han sido comparsa del gobierno estatal.
En la bancada de los panistas parece que no saben que por el número de votos en las pasadas elecciones un número de muy reducido de ciudadanos les dio su confianza y hasta al momento parece que no les importa que sean de las peores fuerzas políticas de Michoacán.
Los panistas ya no representan a la derecha y como dice su rival AMLO están moralmente acabados.

Ni modo, ya los mordió la viborita feliz.

Comments are closed.