Redacción

Las agresiones raciales contra mexicanos en EU se encuentran en el punto más alto del que tenga registro la red consular de México en ese país, que ha detectado desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca un incremento sustancial en el número de golpizas contra ciudadanos de nuestro país, además de mensajes de odio, amenazas por parte de supremacistas blancos, pintas racistas en fachadas de negocios mexicanos e incluso dos asesinatos.

De cero incidentes racistas registrados entre 2012 y 2015, se pasó a más de 18 desde 2016 a la fecha.

Relatorías consulares detallan la intensidad del racismo desatado contra la comunidad mexicana en algunos puntos de Estados Unidos —particularmente el sur profundo y los estados fronterizos—, un hecho que contrasta más cuando se toma en cuenta la baja cantidad de reportes de este tipo de incidentes en años anteriores.

En los reportes se precisa que tan solo en 2019 dos mexicanos han sido asesinados en ataques de claro tinte racial, a los que se suman los ocho fallecidos en la masacre del sábado pasado en un supermercado de El Paso.

Como lo ocurrido en Texas, se trata de casos de homicidio que al final fueron catalogados como crímenes de odio y no asesinatos comunes por el gobierno mexicano y las autoridades estadunidenses por haber incluido epítetos raciales o contar con una motivación de índole racial.

Comments are closed.