Michoacán.- En este momento los políticos se han encargado de informar a la ciudadanía acerca de los logros que han tenido durante su primer año; muchos deciden hacer sus informes pequeños en donde solo le informen a algunos ciudadanos lo que han realizado, otros deciden realizar un evento un poco más grande en donde pongan carpa y sillas para la ciudadanía, pero hay otros que deciden hacer un macro evento para poder informar lo poco, o nada, que han hecho por sus municipios o sus gobernados.

Tal es el caso de dos presidentes municipales de lo que se hace llamar MORENA o la 4T.
El primero de ellos es nada más y nada menos que Víctor Báez Ceja, Presidente Municipal de Pátzcuaro, el cual, desde su primer triunfo en el 2015 a la presidencia del mismo municipio pero por el PRD, no ha hecho mayor cosa que invertir el dinero de los patzcuarenses en el centro de la ciudad, olvidándose de las comunidades y los pueblitos que forman parte del mismo municipio que sufren de vialidades completamente destrozadas y falta de agua potable, pero esto para el presidente parece que no es algo importante, ya que desde el 2015 hasta la fecha sigue enfocado solo en el centro de la ciudad.
Fue este lunes el día en que el presidente, Víctor Báez, decidió realizar su informe en el cual los ciudadanos y varios políticos lo criticaron por el excesivo gasto en espectaculares que realizó dentro y fuera de su ciudad para promocionar su imagen, cosa que varios consideraron como ilegal o actos anticipados de campaña, otra crítica a su informe fue porque tal parece que a diferencia del propio presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, el presidente Báez enfocó más su atención en sus invitados de honor que en sus propios patzcuarenses que le dieron su confianza y su voto, dejando las primeras filas para empresarios del estado, políticos de diferentes partidos y amigos cercanos a él, tal parece que nuestro presidente de Pátzcuaro está muy alejado de los ideales de Morena.

Por otro lado tenemos en Morelia a Raúl Morón Orozco, presidente de la capital del estado, el municipio más importante pero menos atendido de Michoacán.
Está hermosa joya colonial se ha estado ahogando bajo el agua y la delincuencia durante los meses en que Raúl Morón tomó las riendas de la presidencia, con falsas promesas tales como: “En tres meses no habrá baches” y “la inseguridad se acabará.” Raúl se ha encargado de engañar a la ciudadanía ya que sus palabras están muy lejos de sus hechos, con un equipo de secretarios que más que trabajar se la han pasado en chismes de barrio por sus actos poco profesionales, es como Raúl se ha encargado de gobernar.

Uno de los grandes logros que tanto presume es el alumbrado, el cual en un inicio presumió se podía pagar sin un peso de endeudamiento, cosa que tampoco pudo cumplir ya que posteriormente comentó no iba a alcanzar el presupuesto. Está promesa le duró poco pero no menos que las luminarias que cambió, ya que los ciudadanos se han quejado que varias ocasiones que ya no prenden después de dos meses de haberlas colocado.
Al igual que su vecino Víctor Báez, el Presidente de Morelia no ha escatimado, ya que se ha encargado de hacer un gasto impresionante en espectaculares y parabuses para difundir su imagen y así hacerle creer a la ciudadanía que él ha trabajado mientras ellos duermen.
La situación para Raúl Morón no es sencilla, ya que los índices de inseguridad han incrementado consideradamente al igual que los baches en la ciudad, y esto ha provocado que la ciudadanía lo haya colocado en una encuestadora nacional como uno de los peores presidentes municipales del país.
Tal parece que estos dos alcaldes están más preocupados en lograr ser candidatos a la gubernatura en 2021, que en ponerse a trabajar. Esperemos que en su segundo informe tengan algo más que presumir que sus imágenes personales en espectaculares y parabuses.

Comments are closed.