El secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, aseguró que pese a los niveles de violencia registrados en Guanajuato ya hay un debilitamiento evidente de los grupos criminales que operan en la entidad, especialmente del cártel de Santa Rosa de Lima.
En entrevista, al concluir el presidente López Obrador la supervisión de la refinería de Salamanca, Durazo dijo que muestra de ello son los brotes de violencia que se registran en la región pues son “reacciones no planeadas de las propias organizaciones criminales”.
“Sí podemos decir, que no obstante los niveles de violencia, hay un debilitamiento evidente de los grupos criminales. Ustedes pueden ver a un líder de una de las organizaciones criminales más importantes del Estado que ya no está en su casa con alberca, que ya está en una casa a medio construir batallando para cubrir la nómina”, puntualizó en referencia al líder criminal identificado José Antonio Yépez El Marro.
Sin embargo, aceptó que otros grupos, como el Cartel de Jalisco Nueva Generación, también muestran señales de debilitamiento debido a los constantes enfrentamientos que tienen con el grupo guanajuatense.
“Recuerden que Santa Rosa es una escisión del cartel de Jalisco, luego viene una escisión del Santa Rosa y uno de los escindidos regresa a sus viejas alianzas con el cartel de Jalisco, entonces, parte de la problemática de violencia en el país es la fragilidad de las alianzas de las organizaciones criminales.
Ya no hay honor entre ladrones”, agregó. Por la mañana, el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue informó que en la entidad se han detenido a más de mil 500 personas involucradas con ambos grupos criminales que se disputan el control de Guanajuato.

Comments are closed.