CIUDAD DE MÉXICO (apro). –  La presidencia de la mesa directiva de la Cámara de Diputados para el periodo ordinario que inicia el 1 de septiembre corresponde al PRI, declaró el grupo parlamentario de ese partido ante los intentos del Partido del Trabajo por reclamar esa posición.

El PRI cuenta con 46 legisladores y el PT actualmente con 43, por lo que este partido necesitaría sumar a su bancada cuatro legisladores para convertirse numéricamente en la tercera fuerza en San Lázaro.

El Partido Encuentro Social (PES) denunció la semana pasada intentos de “compra” de algunos de los integrantes de su bancada por parte del PT con el fin de reclamar la presidencia de la mesa directiva.

La denuncia del PES fue apoyada y difundida por el PRI, Movimiento Ciudadano y PRD, quienes junto al PAN han formado un bloque opositor legislativo.

El Revolucionario Institucional difundió esta mañana su posición: aseguró que la renovación de la mesa directiva “debe privilegiar el Acuerdo Fundacional” de la actual legislatura “para garantizar la gobernabilidad y la continuidad del trabajo parlamentario, en el marco de la pluralidad que caracteriza a esta representación nacional”.

Dicho acuerdo, que no cita el PRI, establece que la presidencia de la Mesa Directiva será rotatoria: el primer año para la bancada mayoritaria; el segundo para la primera minoría y el tercero para la segunda minoría.

Lo que si difundió el PRI fue la queja del coordinador parlamentario del PES, Jorge Argüelles, “quien ha denunciado contundentemente prácticas antidemocráticas del grupo parlamentario del PT, con el fin de ‘incrementar’ su bancada y construir una mayoría artificial para desconocer el acuerdo fundacional y apostar ‘a darle la vuelta a la ley’ para hacerse a la mala de la mesa directiva”.

Por su lado, Movimiento Ciudadano aludió a la denuncia del PES que “ha hecho señalamientos respecto de eventual ofrecimiento de dinero, posiciones y candidaturas a legisladores del PES y de otros grupos parlamentarios con el objetivo de adherirlos al grupo parlamentario del PT y desplazar al PRI como tercera fuerza para adjudicarse la presidencia de la mesa directiva durante el tercer año de la actual legislatura”.

Ante ello, MC pidió a la Junta de Coordinación Política (Jucopo), esclarecer los hechos denunciados sobre los posibles actos de cooptación de diputados por parte del PT.

Finalmente, el PRD coincidió en que las denuncias del PES deben ser investigadas por la Jucopo, el Comité de Ética y la Contraloría de la Cámara de Diputados y que se deben respetar los acuerdos fundacionales para la rotación de la presidencia de la mesa directiva.

FUENTE : Proceso

Comments are closed.