Morelia.- Conforme avanzan las investigaciones en torno al feminicidio de la joven Jessica González Villaseñor, salen a relucir otros detalles previo a su muerte.

De acuerdo con las pruebas que presentó la Fiscalía General del Estado (FGE), de Michoacán en contra de Diego Urik M. M., por el delito de feminicidio señaló por medio de la lectura de hechos que el imputado abría abusado sexualmente de la joven docente previo a darle muerte.

La narrativa que aporta la Fiscalía señala que Diego y Jessica llegaron al domicilio ubicado al sur de la capital michoacana, de ahí salieron y la trasladó otro punto donde abusó sexualmente de ella y después la privó de la vida.

Además solicitó el apoyo de dos de sus amigos pero estos se negaron y optó él solo por trasladarla al lugar donde fue localizada.

La audiencia sigue su curso así como el aporte de pruebas por parte de la fiscalía y de la defensa.

Comments are closed.