Morelia, Michoacán.- Martes 26 de Noviembre de 2019.- Ha pasado más de un año de las últimas elecciones que tuvimos en el estado de Michoacán las cuales serán recordadas por ser la primera ocasión en la que se hace un llamado “Frente” conformado por el PRD, PAN, MC y PVEM, donde todos se unieron con un solo objetivo, no dejar ganar a Morena en ningún estado.

Esta gran alianza más que ayudar a los candidatos lo que hizo fue generar peleas internas en los partidos por el tema de las candidaturas y quienes las iban a encabezar, una de las discusiones más polémicas fue la del actual diputado federal, Carlos Torres Piña, el que iba abanderado para la candidatura al senado por el PRD, la cual el medio hermano del actual gobernador de Michoacán, Toño García Conejo, también decidió buscarla por el simple hecho de ser el hermano del gobernador de Michoacán.

Al actual senador no le importo que la militancia perredista apoyará en su mayoría a Torres Piña para encabezar la candidatura al senado y tanto fue su anhelo en quitársela que movió cielo, mar y tierra para que su hermano le gestionara la candidatura en las altas cúpulas, aún no se sabe si el gobernador, Silvano Aureoles, se la consiguió por querer apoyar a su hermano o por miedo a que si no se la daba se fuera a palacio de gobierno a quitar la ropa en forma de protesta como lo hizo en el congreso de la unión cuando fue diputado federal.

Esta decisión debilitó mucho a la militancia perredista ya que llevo a que la fuerte corriente de ADN se saliera del partido, quitándole así muchas diputaciones y presidencias municipales de lo que el PRD no logrará levantarse y probablemente estaría perdiendo el registro para el 2021.

Cabe resaltar que el ahora diputado federal, Torres Piña, ha estado haciendo un buen trabajo en el congreso de la unión donde se le ve tejiendo acuerdos para poder beneficiar tanto a Michoacán como a los presidentes municipales que forman parte de ADN, movimiento que el diputado encabeza.

Y por el otro lado vemos al actual senador, García Conejo, sin fuerza dentro del Senado con el apoyo de unos cuantos perredistas que al igual que él están perdidos entre las grandes olas de Morena, ya que una de las metas de los morenos es desaparecer al PRD de México y con ello al último gobernador perredista.

Comments are closed.